martes, 23 de diciembre de 2008

FELIZ NAVIDAD


Sin pretender herir ninguna sensibilidad 'laica', me permito desear a todos los amigos que visitan esta bitácora una Feliz Navidad en compañía de los seres más queridos. Esperamos asimismo que el año que se avecina nos sea propicio y pleno de paz, amor y felicidad. Y si además lleva la libertad y la democracia a tantos confines del mundo, mucho mejor. Y, aunque quizá sea pedir demasiado, si no se cumplen esas tan pésimas previsiones sobre la evolución de la economía y resulta que 2009 no es tan malo como nos tememos, miel sobre hojuelas. Ojalá, en suma, tengamos infinidad de motivos que celebrar.

jueves, 18 de diciembre de 2008

EL SOCIALISMO DE LOS MILLONARIOS


Parece ser que 'rescatar' a los bancos 'inyectándoles' miles de millones de euros procedentes de nuestros impuestos no era suficiente. Además, el Gobierno socialista ha decidido bajar los tributos tanto a los banqueros como a los altos ejecutivos, e incluso, pásmense, con retroactividad. Vaya por delante que reducir la fiscalidad a las rentas más altas es una medida en sí positiva, ya que impulsa el dinamismo económico y la generación de riqueza. Ahora bien, las rebajas deberían extenderse al resto de los impositores: A empresas, para favorecer su supervivencia y la creación de puestos de trabajo, y a familias y ciudadanos de a pie, para que puedan afrontar en mejores condiciones una crisis económica que les está afectando especialmente. En efecto, donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los contribuyentes. Pero no sólo en el de los más ricos.
Es tremendamente significativo que quienes todavía presumen de defender los intereses de los desposeídos hayan aprobado esa rebaja fiscal a escondidas y de manera posiblemente ilegal. Estos declarados admiradores de Obama, quien precisamente pretende subir los impuestos a la minoría de poder adquisitivo más alto y bajárselos a las familias y a la numerosísima clase media estadounidense, han procedido sin embargo de forma diametralmente opuesta. Y han acabado haciendo lo mismo que hipócrita y falsamente le reprochaban a sus 'bestias negras', es decir, a Thatcher, a Reagan y a Aznar, cuyas reformas fiscales, muy al contrario, favorecieron muy especialmente a las clases medias. Nada que ver con este socialismo de los millonarios que Zapatero ha puesto en boga.

martes, 16 de diciembre de 2008

MERCADO DE LA VIVIENDA Y CRISIS


Hace unos días tuve el honor de ser invitado por Thader TV, una cadena de televisión comarcal, a un debate sobre el estado del mercado de la vivienda en estos tiempos de crisis económica. Intervine como presidente de la asociación de consumidores Acua Euroconsumo, y mis contertulios fueron Marcos Nogueroles, Director General de Vivienda y Arquitectura de la Comunidad Autónoma de Murcia, Francisco Cutillas, representante de la organización ecologista 'Murcia No Se Vende', Antonio García Guerrero, asesor de UCE Murcia, José Mª. Gil, jefe de zona de Cajamurcia, y Cayetano Ros, concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Molina de Segura. Creo que fue muy interesante y bastante clarificador acerca de un asunto que tanto preocupa al ciudadano común. Por mi parte, defendí la liberalización del suelo y la reducción de los trámites burocráticos como formas de evitar una subida desproporcionada de los precios de la vivienda, si bien también resulta imprescindible, y ahora más que nunca, realizar reformas estructurales para reactivar la economía y, con ella, la oferta y la demanda.


PATENTE DE CORSO 'VERDE'


Uno de los negocios más boyantes en la actualidad es colocarse la etiqueta 'verde' y anunciar que, merced a la maldad intrínseca del hombre ante la benéfica naturaleza, los peores desastres y calamidades que podamos imaginar están por venir. Se cuenta para ello con la inestimable ayuda de unos medios de comunicación generalmente muy receptivos ante estos mensajes catastrofistas. Y es que es muy propio de la especie humana temer un implacable castigo divino y su peor consecuencia: La llegada del apocalipsis. Ahora son estos nuevos profetas quienes se encargan de denunciar y condenar esos nuestros pecados que provocan irremisiblemente la ira de Dios. Pero, claro, con un discurso adaptado a los tiempos y absolutamente 'laico', faltaría más. Quien sepa combinar convenientemente estos ingredientes puede ser capaz de conseguir, bien cuantiosas subvenciones de las que poder vivir, bien ingresos multimillonarios, como es el conocidísimo caso del agorero Gore, cuyos éxitos pecuniarios son tan inagotables como la gran cantidad de energía que consume diariamente. Porque estos líderes ecologistas no creen conveniente predicar con el ejemplo, ya que les resulta francamente difícil renunciar a las comodidades de ese sistema capitalista que en teoría pretenden socavar. Que ahorren otros, pues.
Presentarte como ecologista te confiere además una ventaja muy apreciable en estos tiempos: Patente de corso para mentir. Y además, nunca se sienten en la obligación de rectificar o pedir perdón cada vez que sus embustes quedan acreditados. Cabe recordar que desde finales de los sesenta muchos 'verdes' nos alertaban de que, en un plazo de quince o veinte años, el 'capitalismo depredador' iba a terminar con recursos naturales como el oro, la plata, el petróleo o el gas natural. Y que incluso las hambrunas arrasarían, cómo no, EEUU y Gran Bretaña, precisamente los adalides del libre mercado. De eso mismo se trataba: De desprestigiar a la economía de mercado. Porque, en cambio, nada decían de los desastres ecológicos producidos por la industrialización forzosa que entonces emprendían los países del bloque comunista. Y en qué han quedado esos anuncios del próximo advenimiento de la Edad del Hielo (profecía sustituida por el calentamiento global) y de los daños irreparables producidos por esos peligrosísimos agujeros que poblaban la capa de ozono.
El nuevo apocalipsis 'verde' se llama calentamiento de la tierra, perfecto ejemplo de 'pensamiento único' impuesto por la ecoprogresía mundial, so pena de sufrir las tinieblas terrenales en caso de que se ponga mínimamente en cuestión. Pues bien, como es sabido, el mediático grupo 'Greenpeace', más 'ecolojeta' que nunca, tuvo a bien echar una mano (al cuello) a la Región de Murcia y presentar un montaje fotográfico en el que aparecía una Manga del Mar Menor completamente devastada. A la vez, y aportando como argumento una capacidad de inventiva verdaderamente enfermiza, nos aseguraban que así estaríamos dentro de cincuenta años. Muy largo nos lo fiaban, puesto que muchos no sabemos si tras ese período habitaremos todavía en este mundo. Supongo que será también el caso de quienes idearon tan burda manipulación, a los que muy posiblemente no cabrá reprocharles nada entonces. Pero el daño infligido al turismo de nuestra Región es un hecho. Me parece, por tanto, una excelente noticia que alguien se haya atrevido a presentar una demanda contra el que no deja de ser un 'lobby' tan poderoso como pernicioso. Por algo se empieza. Ojalá llegue el momento en que por fin deban responder y responsabilizarse de todas sus patrañas.

lunes, 8 de diciembre de 2008

ENEMIGOS DE ESPAÑA Y LA CONSTITUCIÓN


Mientras que los que creemos en la nación española y la libertad nos felicitábamos por el treinta cumpleaños de nuestra Constitución, los separatistas de Esquerra Republicana de Catalunya, en un alarde de fanatismo e intolerancia, simulaban el entierro y posterior quema de la Carta Magna. No podíamos esperar otra forma de proceder de quienes son históricos y declarados enemigos de España. La guinda a tan vergonzante acto la puso el dirigente esquerrista Joan Tardá, al incluir entre sus delictuosas diatribas una incitación al asesinato del Rey don Juan Carlos (de Borbón y Borbón, para quien no lo sepa, o no quiera saberlo). Pues bien, esta apología del magnicidio no ha provocado la más mínima reacción por parte del Partido Socialista de Cataluña, que mantiene como socios a los independentistas republicanos en el Gobierno de la Generalitat y en tantos ayuntamientos catalanes. Tampoco ha suscitado un solo reproche en el PSOE, quien da la sensación de no querer ofender al que fuera su principal soporte en el Gobierno de España. Incluso el señor Bono se vió en la obligación de salir a la palestra como presidente del Congreso de los Diputados... a defender y justificar al interfecto, que, además, y para oprobio de la soberanía nacional, es diputado a Cortes. Ha quedado una vez más de manifiesto que el españolismo de Bono no es más que una hipócrita pose: Para él, como para tantos de sus correligionarios, es más importante ser de izquierdas. Y mantenerse en el machito, por supuesto. ¿Y a qué espera por su parte la Fiscalía General del Estado (o del Gobierno), que con tanto celo instó en su momento, y como en los peores tiempos del franquismo, al secuestro de una revista? ¿Le parece al Fiscal Conde Pumpido más grave una caricatura de los Príncipes, que si de algo adolece es de zafiedad y mal gusto, que unas proclamas que instigan al atentado personal contra el Rey?
Resulta verdaderamente alarmante la inacción, y en algunos casos aquiescencia, de este Gobierno ante quienes pretenden socavar los principios y valores de nuestra Constitución. Es de agradecer que al menos las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sí cumplen con su deber y continúan deteniendo a criminales etarras, cuya razón de ser también es acabar con España. Aún así, el Ejecutivo de Zapatero marea la perdiz y sigue permitiendo la presencia de representantes de la ETA en las instituciones. ¿Por qué tampoco toma medidas ante tamaño escarnio? ¿Acaso también espera algo de la que eufemísticamente llamaban 'izquierda abertzale'?

jueves, 4 de diciembre de 2008

NI UN SOLO AYUNTAMIENTO PROETARRA


La banda asesina ETA mató ayer de manera cobarde y alevosa, 'marcas de la casa' de esos malnacidos, al empresario vasco Ignacio Uría. Además, han perpretado su crimen en Azpeitia, municipio gobernado por su brazo político, ANV, que sigue siendo legal merced a la inacción del Fiscal General del Estado (o del Gobierno) Conde Pumpido y del ministro de Justicia, el tan lenguaraz como ineficaz Fernández Bermejo. Al igual que en el caso del vil asesinato de Isaías Carrasco, con el que la ETA irrumpió en vísperas de la jornada de reflexión de las últimas elecciones generales, han podido moverse en ambiente propicio. Y es que los etarras continúan teniendo representación tanto en el Parlamento vasco como en ayuntamientos del País Vasco y Navarra, como consecuencia de las vergonzosas negociaciones que mantuvo el Gobierno de Zapatero con la organización terrorista. Por tanto, se impone responder con toda la firmeza del Estado de Derecho. No basta con mostrarse compungido, emitir las frases de rigor y reafirmar que las obras de la 'Y' vasca se van a culminar. Ni un solo municipio ha de seguir regido por proetarras. Y no se trata de repetir aquellas pantomimas de las llamadas 'mociones éticas', que de nada sirven. Hay que aplicar la Ley de Bases de Régimen Local y disolver todos los ayuntamientos con alcaldes de ANV. Y ya, no sea que encima les dé tiempo de disfrutar de aquellas ayudas prometidas por Zapatero en su séptimo y no sabemos si último plan. Sería el colmo: Consistorios batasunos que consiguen financiación 'extra' procedente de nuestros impuestos. Evitemos tal ignominia.

sábado, 29 de noviembre de 2008

KEYNES NO ES LA SOLUCIÓN


El optimista antropológico que nos gobierna ha pasado de negar con contundencia la crisis y tachar de 'antipatriotas' a quienes la apuntaban, a presentar nada menos que ¡siete! paquetes de medidas económicas en apenas unos meses. Sale prácticamente a un promedio de plan por mes, lo que denota una improvisación por otra parte característica en la forma de proceder del presidente del Gobierno. Aunque con ello también se pretende dar la impresión de que el Ejecutivo no se queda de brazos cruzados ante la alarmante realidad. Sin embargo, Zapatero opta por el cámino más fácil y, a la vez, más oneroso: Tirar de chequera, de un dinero público que no hará sino engordar un déficit que ya de por sí está alcanzando grandes proporciones, y del que deberán hacerse cargo las próximas generaciones de españoles. En tiempos de crisis lo más sencillo es acudir a Keynes, es decir, limitarse a mostrarse pródigo con el dinero de nuestros impuestos, incluso cuando no se tiene. Pero sin que se generen las condiciones para que sea la sociedad civil la que protagonice la tan necesaria reactivación económica, el keynesianismo significa, además de alargar la crisis, pan para hoy y hambre para mañana. Al menos nuestro presidente podría seguir los ejemplos de Gordon Brown y Barack Obama, que plantean combinar medidas keynesianas con rebajas de impuestos y reducción del gasto público. Parece ser que sólo cuando se permite la adquisición de una compañía energética española por el Kremlin cabe aplicar un liberalismo, para más inri, mal entendido.

martes, 25 de noviembre de 2008

LUKOIL Y EL 'CAPITALISMO' RUSO


El Estado no debe interferir en las transacciones y acuerdos entre empresas privadas, siempre y cuando no incumplan las leyes, particularmente las de competencia. Este principio impecablemente liberal sería aplicable en la compra de Repsol por parte de la compañía rusa Lukoil si ésta fuera completamente privada. Pero es que no lo es. Por mucho que la totalidad de sus acciones sí lo sean, se trata de una petrolera directamente controlada por el Kremlin y la mafia rusa (que tanto monta, monta tanto). Se debe tener en cuenta que en Rusia no rige un sistema de libre mercado, sino una autocracia basada en el crimen y la corrupción. Allí brilla por su ausencia ese presupuesto necesario de cualquier capitalismo que se precie, que es el Estado de Derecho, y por tanto principios fundamentales de una economía de mercado como los derechos de propiedad, la garantía del cumplimiento de los contratos y la libre competencia sencillamente no existen. Las grandes corporaciones de la felizmente extinta URSS, más que ser privatizadas, pasaron a manos de miembros de la KGB y de la nomenclatura soviética sin solución de continuidad para acabar erigiendo gigantescos monopolios que, con la necesaria colaboración del corrompido, corrupto y corruptor Gobierno de turno, controlan la totalidad de la economía rusa, en la que toda clase de rapiña tiene su asiento. Estas son ni más ni menos las peculiaridades del 'capitalismo' ruso.
Pues bien, el mismo Gobierno que puso todos los impedimentos habidos y por haber a la entrada de la compañía E-On (alemana y totalmente privada) en Endesa (y todo porque sus amigos de 'La Caixa' querían comprar a la hidroeléctrica), y que precisamente tanto se ha distinguido por sus prácticas intervencionistas, mantiene ahora que no tiene nada que hacer. Incluso el presidente Zapatero ha llegado a conceder su visto bueno a la operación, pese a los informes del CNI que le alertaban de las intenciones del Gobierno ruso. Y para justificar esta postura supuestamente abstencionista, que en realidad es de pleno apoyo a la compra, ¡los mismos que culpan al 'neoliberalismo' de todos los males cantan ahora sus excelencias! Así lo ha hecho nuestro inevitable Pepe Blanco, quien se permite dar lecciones de doctrina liberal. Señor Blanco: No hay liberalismo sin imperio de la ley. Aunque le cueste horrores, lea usted a Hayek mientras intenta conseguir su licenciatura. Y no aprenda de Rusia, hombre, sino de los Estados Unidos de América.
El Gobierno, pues, debe frenar la entrada de Lukoil en el accionariado de Repsol. Si no es así, cabría preguntarse cuál es el verdadero interés que mueve a Zapatero a permitir la entrega de una compañía energética española al Kremlin.

viernes, 21 de noviembre de 2008

FRENTE AL REVANCHISMO, CONCORDIA

Tras más de treinta años de democracia, el 20 de noviembre es para una inmensa mayoría de los españoles sólo una fecha más en el calendario. Sin embargo, un reducido grupo de quienes se hacen llamar, no sin cierta presunción en algunos casos, 'intelectuales y artistas', eligieron ese mismo día para reivindicar sus deseos de sacar a pasear los cadáveres de la Guerra Civil (sólo los del bando del Frente Popular, que son los buenos, claro) y de la dictadura franquista. Estos próceres de la progresía creen que mientras sigan albergando esos sentimientos de rencor y revanchismo, en España no habrá reconciliación. Pretenden hacer justicia ahora, con el dictador enterrado hace treinta y tres años, porque no pueden soportar que se les muriera en la cama. O bien se trata de ciertos demonios familiares contra los que hay que luchar permanentemente, como es el caso de Cristina Almeida, que ejerció de estrella del cónclave. Aunque también es digno de mención el antifranquismo retrospectivo de algunos.
Afortunadamente, hace muchísimo tiempo que los españoles decidimos que un período tan trágico en nuestra historia merece permanecer en su sitio, que no es otro que el pasado. Hemos sido capaces de enterrar querellas que nos dividieron durante largas épocas para por fin vivir en democracia, paz y libertad, pese a los intentos de algunos de ahondar en la herida ya cicatrizada. Pero, por desgracia, esa vengativa actitud ha encontrado eco últimamente, tanto en la irresponsable y sectaria Ley de Memoria Histórica impulsada por el Gobierno de Zapatero como en las torpes e inoportunas andanzas de un mediático juez cuyo único objetivo es ser el niño en el bautizo, la novia en la boda y el muerto en el entierro.
¡Cómo contrastan estas mezquindades con el espíritu de concordia que animara a quienes protagonizaron nuestra ejemplar transición a la democracia! Por ejemplo, es de justicia resaltar la inmensa generosidad y altura de miras, sin precedentes en nuestra historia, de aquellos procuradores de las Cortes franquistas que aprobaron su propia desaparición (lo que acertadamente se definió como 'hacerse el hara-kiri') para dar vía libre a la tan necesaria reforma política. Y ahí podemos encontrar el primer y decisivo paso que hizo posible el advenimiento de las libertades. Es precisamente lo que buena parte de la izquierda no quiere aceptar: Que la democracia no llegó a España gracias a ellos.
Vale la pena recordar aquel momento histórico. Los argumentos utilizados por quienes defendían la reforma incidían en la necesidad de superar definitivamente los enfrentamientos que durante tantísimo tiempo habían dividido a España en dos partes irreconciliables. El debate en general, protagonizado por muy buenos oradores, que tanto se echan en falta actualmente, fue de un excelente nivel. Fernando Suárez estuvo especialmente brillante.
Nota: Adviértase que entre los procuradores del llamado 'bunker', que abogaban por el mantenimiento de las esencias franquistas, además del 'ultra' Blas Piñar, se encontraba un señor apellidado Fernández de la Vega. Nos suena de algo, ¿verdad?
video

martes, 18 de noviembre de 2008

ESE ES EL CAMINO


Ayer se dio un paso de gigante en la lucha contra el terrorismo etarra. La detención en Francia del despiadado criminal que responde al sobrenombre de 'Txeroki' supone un golpe muy duro para la organización asesina ETA. Los que deseamos su derrota incondicional y su consiguiente desaparición de la faz de la tierra no debemos sino recibir la noticia con alborozo. Ese y no otro ha de ser el camino: La implacable persecución de estos criminales mediante la acción policial con el fin de ponerlos a disposición de la Justicia, para lo que resulta imprescindible la colaboración internacional. Esta vez no sólo hemos contado con la ayuda de Francia, sino también con el servicio de espionaje especializado estadounidense, que ha desempeñado un papel absolutamente clave. Ya se sabe que los Estados Unidos disponen de los mejores y más adelantados recursos humanos y técnicos para luchar contra el terrorismo. Y esa posición de la primera potencia mundial, pese a los estúpidos prejuicios y las anteojeras ideológicas de muchos, les convierte en los mejores aliados para un país como el nuestro, especialmente golpeado por la vesania terrorista. Algún presidente hubo en España que tenía absolutamente claro ese principio, muy a pesar de la incomprensión de una buena parte de la opinión pública arrastrada por una irresistible ola de antiamericanismo.
En cualquier caso, los demócratas estamos de enhorabuena. Ahora sólo falta completar este éxito policial con medidas que aíslen y dejen fuera de la ley a quienes apoyan y prestan cobertura a los etarras.

lunes, 17 de noviembre de 2008

LA CUMBRE DEL G-20, O EL PARTO DE LOS MONTES


El parto de los montes, un ridículo ratón. El que pomposamente se ha dado en llamar 'Bretton Woods del siglo XXI' ha producido un cúmulo de obviedades, lugares comunes y declaraciones de intenciones. Los que esperaban que esta Cumbre del G-20 fuera a echar por tierra los principios del definido como 'Consenso de Washington' de la década de los 90, que más bien han sido reiteradamente reafirmados y rubricados, tienen razones para sentirse decepcionados, aunque el ilustre y sabio ideólogo Pepe Blanco intente convencernos de lo contrario. Ahora bien, los que defendemos el libre mercado como único sistema capaz de generar riqueza y prosperidad no debemos lanzar ni mucho menos las campanas al vuelo. Las recetas que se han adelantado, además de generales e inconcretas, transitan por los caminos que siempre se han tomado, y que nunca han servido para amortiguar o resolver los reveses cíclicos, sino más bien para agravar sus consecuencias. La solución no debe pasar por concederle más potestades a órganos burocráticos como el FMI o el Banco Mundial, cuando precisamente buena parte de la crisis actual se debe al excesivo poder de los Bancos Centrales para imponer políticas monetarias expansivas. Ojalá, eso sí, se lleven a cabo esas anunciadas rebajas de impuestos (a qué espera Zapatero para emprenderlas), aunque deben ir acompañadas de reducción del gasto público. Y ya que se ha hablado de acabar con la pobreza en el mundo, es el momento de derribar las barreras al libre comercio internacional: La mejor manera de contribuir a la prosperidad de los países menos desarrollados es abrir nuestros mercados a sus bienes y productos para que puedan competir sin impedimento alguno. El proteccionismo que todavía distingue tanto a la Unión Europea como a los Estados Unidos debe tener sus horas contadas. Pero con Obama en la Casa Blanca me temo que va a ser más difícil.
En cuanto a la presencia de Zapatero en la Cumbre, lamentablemente sin bandera que señalara la participación de España allí, pudo disfrutar de sus ocho minutos de gloria. Al menos tuvo el detalle en su corto discurso de obviar ante los presentes cualquier referencia al panfleto socialistoide que le elaboraron. Y por fin ha sido recibido por el presidente Bush, aunque sea en su condición de 'pato cojo'. Procede ahora que aterrice en la realidad y comience a preocuparse por nuestra deteriorada economía y los más de tres millones de parados que se avecinan. Y también debería explicarnos cuál ha sido el precio del alquiler de la llamada 'sarkosilla'.

sábado, 15 de noviembre de 2008

¿EUSKALHERRIACOS EN LA SELECCIÓN ESPAÑOLA?


165. Nada menos que 165 futbolistas y ex-futbolistas vascos se han prestado a hacer de propagandistas del delirio totalitario de Euskal-Herria, esa siniestra pesadilla independentista que consiste en anexionar Navarra y las tres provincias vasco-francesas al actual País Vasco para constituir la Gran Nación Vasca. Es la razón de existir del nacionalismo vasco desde sus orígenes aranistas, y ni más ni menos que el proyecto que pretende imponer la banda terrorista ETA a sangre y fuego. Pues bien, la totalidad de la plantilla del Athletic de Bilbao (incluidos sus dos riojanos), doce jugadores de la Real Sociedad, otra docena del Éibar, varios del Alavés, así como otros que militan en equipos de fuera del País Vasco se han adherido a la ensoñación batasuna. Lamentable y vergonzoso. Era difícil imaginar que la decadencia del fútbol vasco (con el Athletic permaneciendo a duras penas en Primera y la Real, mi antaño admirada Real Sociedad, vegetando en Segunda) llegara a esos extremos. Desde luego, los futbolistas vascos nunca se han distinguido precisamente por su heroicidad, tal y como de forma tan gráfica como oportuna ha resaltado Antonio Basagoiti. Ojalá alguien pueda sacarme de mi error, pero no recuerdo a ningún jugador vasco de cierto renombre que se haya solidarizado en público con las víctimas del terrorismo etarra. Más bien si alguno de ellos ha opinado de política ha sido para apoyar las tesis nacionalistas y secesionistas. De esa manera no tienen que temer por su integridad física, que siempre ha de estar a punto para correr y dar patadas al balón.
Ahora bien, incluso en la cobardía hay que conducirse con cierta coherencia. Si te adhieres al independentismo, ¿cómo puedes a la vez jugar en la selección de fútbol del país del que hay que separarse? Del país opresor, si utilizamos el lenguaje del nacionalismo vasco. Aunque podemos encontrar una explicación: Puedes no sentirte español, no creer en España o simplemente traerte al pairo, pero al menos la Selección Española te proporciona un prestigio personal de cara a tu presente y a tu futuro. Y emolumentos, que tampoco vienen mal. Tenemos un ejemplo muy reciente con Oleguer Presas, independentista catalán amén de defensor del sanguinario De Juana, que muy a pesar de ello acudió a una concentración de la Selección Española. También es cierto que el seleccionador de turno debería ser consciente de lo que representa y significa el Equipo Nacional y poner de su parte para evitar situaciones tan deplorables. Si Fernando Llorente, pese a su condición de riojano (que tiene narices), apoya el secesionismo vasco y, por tanto, reniega de ser español, Vicente del Bosque no debería haberle convocado. Y lo mismo habría de hacer la próxima vez con Andoni Iraola. Además, de la otrora rica cantera vasca, que ha nutrido tradicionalmente al fútbol español y a la Selección de excelentes jugadores, no hay nadie con la calidad suficiente como para ser indiscutible en las convocatorias; si exceptuamos, claro, a Xabi Alonso, quien, por cierto, ha tenido a bien no firmar el comunicado perpretado.
Uno puede tener el perfecto derecho de no considerarse español, por mucho que realmente lo sea. Ahora bien, quien, no sólo no se siente como tal, sino que además avala proyectos de destrucción y desmembración de España, no debería vestir la camiseta de la Selección Española, cuando precisamente simboliza la unidad de la nación en el ámbito del deporte. Quien no se identifica con España no debería representarla.

jueves, 13 de noviembre de 2008

EL MUNDO EN VILO A LA ESPERA DE LAS IDEAS DE ZAPATERO


¡Albricias! Se ha hecho de rogar, pero finalmente, y dado que el ahora 'amigo de España' Bush no ha puesto impedimento alguno, Sarkozy ha tenido la inmensa generosidad de ceder su silla de presidente de Francia a nuestro Zapatero en la próxima Cumbre de Washington. Desconocemos a cambio de qué, y si será lo suficientemente ancha como para compartirla con otro invitado de última hora, el primer ministro holandés Balkenende. Como el presidente de turno de la UE siga mostrándose tan espléndido en el reparto de entradas, aquello más que la Cumbre del G-20+Z va a parecer el camarote de los hermanos Marx. Pero lo realmente trascendente es que nuestro presidente tendrá la oportunidad de iluminar a la élite mundial, ávida de ilustrarse con sus ideas, que, amén de originales y brillantes, resultan de una incomparable altura intelectual. Máxime cuando proceden de la prestigiosísima 'factoría Blanco'. El resto del mundo ya ha tenido la dicha de deleitarse con un adelanto de las mismas, aunque lo cierto es que a los españoles no nos hacía ninguna falta: Sabemos de muy buena tinta en qué consisten sus propuestas, sobre todo porque estamos sufriendo las consecuencias de su economía 'socialdemócrata'. Por ejemplo, mientras con el 'neoliberal' Aznar, fiel seguidor de las desastrosas políticas thatcheristas y reaganianas, se crearon más de cinco millones de puestos de trabajo, con Zapatero vamos a superar los tres millones de desempleados. Y es que el socialismo, que tanto dice desvelarse por el bien de los trabajadores, es una eficacísima fábrica de parados, tal y como acreditara la larga época de Felipe González, cuyo Gobierno, además, dejaría al Estado en quiebra técnica. Pero también las fracasadas medidas impulsadas por el innombrable bigotudo lograrían sanear las cuentas públicas e incluso alcanzar el superávit, aunque la gloriosa socialdemocracia zapaterina se ha encargado de que volvamos al déficit, cuyo 'santo temor' no es más que un estúpido prejuicio neoliberal.
Ya se lo dijo Zapatero a Obama: La experiencia española es rica. Y tanto. Sobre todo si comparamos los resultados de ocho años de 'neoliberalismo' con cuatro bajo su socialdemócrata égida. El suyo es el perfecto ejemplo de lo que no se ha de hacer. En efecto, deberían tomar cumplida nota quienes pretenden 'refundar el capitalismo'.

lunes, 10 de noviembre de 2008

CAÍDOS POR ESPAÑA Y LA LIBERTAD


Rubén Alonso Ríos y Juan Andrés Suárez son nuestros últimos héroes caídos en la lucha contra el terrorismo islamista. Dos soldados españoles fallecidos en el campo de batalla bajo la bandera nacional, y que por ello merecen todo nuestro agradecimiento y reconocimiento. Es de justicia resaltar la extraordinaria y épica labor de aquellos militares que, lejos de su hogar, ponen todos los días en riesgo sus vidas en defensa de España y de los valores de la libertad y la democracia. Y ese es precisamente el mejor homenaje que les podemos tributar: Destacando que en Afganistán, como antes en Irak, nuestro Ejército forma parte de la avanzadilla de la guerra (sí, guerra) que el mundo occidental, encabezado por los Estados Unidos, está librando contra el terrorismo integrista desde los atentados del 11-S. Por desgracia, es una realidad que trata de esconder un Gobierno que alcanzó el poder al grito de 'no a la guerra', y que además promueve una necia 'alianza de civilizaciones' como solución a la amenaza del fundamentalismo islamista. Por mucho que nos quieran convencer de lo contrario, nuestras tropas no desempeñan allí el por otra parte respetable papel de una ONG, sino el propio de un Ejército en un combate contra el actual y principal enemigo de la civilización occidental, que no es otro que el integrismo terrorista y liberticida. Posiblemente produzca vergüenza en quienes profesan un pacifismo basado en un nihilismo tan en boga. Pero es motivo de inmenso orgullo para quienes creemos firmemente en la libertad.

sábado, 8 de noviembre de 2008

EN DEFENSA DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN


Uno puede estar o no de acuerdo tanto con la línea editorial e informativa de determinadas cadenas de radio como con las opiniones vertidas por su locutores. Si hay a quien no le gusta lo que escucha de ellas y renuncia a rebatir sus argumentos, existe la sana opción de cambiar de dial o incluso apagar el aparato. Y si alguien tiene constancia de informaciones falsas, o bien se siente injuriado o atacado en su honor, no tiene más que acudir a los Tribunales. Ahora bien, lo que resulta inconcebible en un Estado de Derecho es retirar de manera arbitraria licencias de emisión a medios de comunicación, tal y como ha procedido ese órgano censor que responde al nombre de CAC (Comité Audiovisual de Cataluña), dependiente del Gobierno social-nacionalista de la Generalitat catalana. Y es que la verdadera intención del poder político en Cataluña es silenciar las escasísimas voces críticas con el pensamiento único nacionalista. Cabe, por tanto, defender sin ambages la libertad de expresión de la Cadena COPE y de Punto Radio, en este caso, como de cualquier otra cadena de radio o medio de comunicación, sea cual sea su tendencia, que pueda verse en una situación similar. En el uso y ejercicio de la libertad de expresión no hay más límite que el Código Penal. Aunque por desgracia allí donde gobiernan nacionalistas (y el Partido Socialista de Cataluña lo es) el imperio de la ley pasa a convertirse en una mera ficción.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

LIBERTAD INDIVIDUAL Y UNIDAD NACIONAL


Los Estados Unidos han vuelto a mostrar al mundo toda su grandeza. La primera democracia liberal de la historia vivió ayer una jornada memorable, una de las muchas que acumula ya esa joven pero gran nación. La cuidadanía estadounidense, que, pese a las lecciones que habitualmente pretenden impartirle desde la vieja Europa, sabe desde hace siglos lo que es votar en libertad, se ha pronunciado con claridad meridiana. Y la voluntad soberana del pueblo norteamericano ha determinado que es el momento de Barack Obama como presidente del país más poderoso de la tierra. Por primera vez, un hombre de raza negra será el inquilino de la Casa Blanca. Todo un hito histórico tanto para los Estados Unidos como para todo el mundo occidental.
De los dos candidatos, me identificaba mucho más con John McCain, al que consideraba además mejor preparado para asumir la presidencia. Y creo que el republicano merece un reconocimiento: El gran héroe americano, además de haber reconocido su derrota con caballerosidad, puede sentirse muy orgulloso de sus muchos años de servicio y sacrificio por su país y la causa de la libertad. Pero una mayoría del muy experimentado electorado estadounidense se ha decantado inapelablemente por Obama, quien, pese a que ahora mismo representa una incógnita, atesora cualidades para ser un buen presidente. Y esperamos que así lo sea, por el bien de los Estados Unidos y del resto del mundo libre.
'... Individual liberty and national unity. Those are values that we all share'. ¿Sería imaginable que en España Zapatero o cualquier candidato socialista resaltara los 'valores compartidos' de 'la libertad individual y la unidad nacional' tras ganar unas elecciones? Pues eso mismo es lo que ha hecho el demócrata Obama. Libertad individual y unidad nacional: Precisamente los principios básicos que siempre han defendido los liberales españoles. Por tanto, que no se hagan muchas ilusiones tantos de nuestros progres y antiamericanos de salón: No parece que su candidato favorito vaya a proceder a la destrucción de sus aborrecidos Estados Unidos de América y de aquellos fundamentos que los han hecho grandiosos. Tendrán oportunidad de comprobarlo muy pronto.

martes, 4 de noviembre de 2008

PARCHES CONTRA EL PARO


Por desgracia, se han confirmado los peores augurios sobre el aumento del paro en octubre. Sabedor de unos datos tan catastróficos, Zapatero se vio ayer en la obligación de presentar unas medidas de supuesta ayuda a los desempleados, consistentes en una moratoria parcial en el pago de sus hipotecas y una bonificación a empresas que los contraten. Pues bien, tales iniciativas, en el primer caso por contraproducente y en el segundo por tardía e insuficiente, no servirán en absoluto para reducir los encandalosos niveles de desempleo que hemos alcanzado. Más bien al contrario. En primer lugar, esa prórroga, por otra parte tan arbitraria (a santo de qué se sitúa el límite en los 170.000 euros), fomentará el paro; además, no supondrá realmente una solución para quienes no puedan asumir el pago de sus cuotas hipotecarias, sino un aplazamiento del problema que se agravará con el tiempo. En cuanto a la segunda medida, no dejará de representar un mal parche si no se ve acompañada de las profundas reformas liberalizadoras que necesita urgentemente nuestro mercado laboral.
Se supone que los esfuerzos de un Gobierno con un mínimo de sensibilidad 'social' deberían dirigirse a crear las mejores condiciones para que se generen puestos de trabajo, y no a promover el paro de larga duración con improvisaciones de este cariz. No está mal para un presidente que ha llegado a prometer el pleno empleo. Aunque también nos engañó cuando juraba y perjuraba que no había crisis.

viernes, 31 de octubre de 2008

¿DEBE OPINAR LA REINA?



Mucha cola está trayendo el muy discutido último libro de Pilar Urbano, en el que aparecen publicadas determinadas opiniones de S.M. la Reina sobre la actualidad política y social. Quien desde luego más beneficio va a obtener de esta polémica es la propia autora, que seguramente conseguirá unos magníficos índices de ventas. Pero el problema reside en que últimamente se está desvirtuando el papel que ha de desempeñar la Monarquía, cuando hace unos pocos años parecía estar claro. La Corona, como poder moderador y símbolo de la permanencia y unidad de la nación española, es una institución que representa a todos los españoles, sin distinción de ideologías ni de ninguna otra consideración. Por tanto, los miembros de la Familia Real deberían abstenerse de pronunciarse en público acerca de asuntos polémicos o que sean susceptibles de provocar controversias entre los españoles. Precisamente si por algo se había distinguido hasta ahora doña Sofía era por su gran discreción, y, pese a este borrón, hemos de seguir estando orgullosos de su extraordinaria labor como Reina de España. Pero en esta ocasión algo ha debido de fallar entre el personal de la Casa Real, y creo que, en tal caso, además de procurar que no se repitan situaciones similares, sería conveniente que se asumieran responsabilidades. Porque, ¿quién ha dado el visto bueno a que se hicieran públicas opiniones que no deberían haber traspasado el ámbito de lo privado?

jueves, 30 de octubre de 2008

PUDO HABER SIDO UNA MASACRE


Esta mañana nos hemos sobresaltado con una nueva siniestra aparición de la banda terrorista ETA. Aunque afortunadamente sólo hay que lamentar heridos leves, todo parece indicar que los etarras buscaban provocar una auténtica masacre. Esta vez, los objetivos de sus designios criminales eran estudiantes, profesores y demás personal de la Universidad de Navarra. Porque, muy al contrario de lo que de forma deplorable se ha llegado a afirmar (y no sólo desde el ámbito del nacionalismo vasco), a los asesinos etarras no les importa matar a personas que nada tengan que ver ni con la política ni con las fuerzas de seguridad del Estado. Por desgracia, tenemos trágicos ejemplos de ello. Lo que siempre han perseguido ha sido sembrar de terror y dolor su odiada España, con el fin de chantajear al Gobierno de turno. La experiencia nos ha demostrado que el único método para intentar acabar con esta lacra es combatir con toda la firmeza del Estado de Derecho a estos criminales y a quienes les apoyan y prestan cobertura. El inmenso y dramático error de buscar la distensión, tratarlos como meros descarriados y concederles la categoría de interlocutores políticos no debe volver a repetirse.

miércoles, 29 de octubre de 2008

EL COLMO DEL CINISMO


Todo un ejemplo a seguir. En estos momentos en los que, pese a la crisis que soportamos, determinados cargos públicos del más alto nivel (léanse los Benach, Touriño y otros virreyes) no reparan en dispendios, hay sin embargo probos dirigentes políticos que se sacrifican en pos de la buena salud de nuestras cuentas públicas. El ínclito e incombustible ministro Rubalcaba, con el empaque propio de un acreditado farsante, ha destacado el caso de Joan Mesquida, secretario de Estado de Turismo y a la sazón ex-director general de la Policía y la Guardia Civil. Y es que el político balear, aunque tiempo ha que ha dejado tan importante desempeño en el Ministerio del Interior, sigue viviendo en un cuartel de la Guardia Civil en Madrid. ¿Y a qué se debe tal decisión, dado que su actual cargo nada tiene que ver con la Benemérita? Porque uno podría pensar que el señor Mesquida está haciendo uso 'gratis total' (esto es, con el dinero de nuestros impuestos) de una residencia que debería estar ocupada por una familia de la Guardia Civil. Pero menos mal que el señor Rubalcaba nos ha sacado del error: En realidad se trata de una medida austera y beneficiosa para el erario, ya que, además de garantizar la seguridad del señor Mesquida, se abaratan costes, puesto que, tal y como indicó, 'nos ahorramos cinco o seis policías'.
Es el colmo del cinismo: Una utilización descarada de los recursos públicos para usos privados se nos vende como un acto de sobriedad y desprendimiento. Pero así es Rubalcaba, que tantísimas lecciones de moral viene impartiendo desde que ejerciera de portavoz del Gobierno de los GAL.
Aunque si tan barato cuesta vivir en un cuartel de la Benemérita, nuestros dirigentes políticos deberían pensar en cambiar de lugar de residencia, sobre todo para dar ejemplo en estos tiempos difíciles. Entre ellos, el mismísimo presidente del Gobierno, cuyos 'gastos de Palacio' nos salen por un ojo de la cara.

miércoles, 22 de octubre de 2008

DEL INTERVENCIONISMO DESATADO AL ROBO LEGALIZADO


Era cuestión de tiempo que pasara algo así. Al albur del vendaval intervencionista que asola prácticamente al mundo entero, poco iban a tardar los populistas fabricantes de miseria en decretar expolios y atropellos a la propiedad privada. En suma, a conceder al robo carta de naturaleza legal. Y de esta forma se ha apresurado a proceder el Gobierno argentino de la inefable Cristina Fernández de Kirchner, que no ha tenido mejor idea que arrebatar de forma alevosa los ahorros de jubilación depositados en fondos privados. Tantos años de esfuerzo y previsión por parte de tantísimos argentinos para que alguien con ínfulas de Evita Perón los reduzca a la nada. En estos tiempos de práctica deificación del gran Leviatán, la señora de Kirchner ha encontrado el momento oportuno para erigir al manirroto Estado argentino en el único y exclusivo amo y proveedor de los ahorros de los ciudadanos. Y de paso, con esta requisa se le proporciona un poco de oxígeno a un Estado en quiebra, que también parece merecer un 'rescate'.
Decía el genial Borges que los peronistas no son ni de derechas ni de izquierdas, sino incorregibles. Lo que sí es cierto es que han logrado convertir al que fuera uno de los países más desarrollados del mundo en una auténtica ruina. Y por desgracia no cejan en el empeño de empeorarlo aún más si cabe.
Mucho me temo que sólo hemos visto la punta del iceberg...

EL ANTIAMERICANISMO PASA FACTURA


Muy poco después de que Zapatero culpara de forma explícita a EEUU de la crisis que sufrimos, va y mendiga ante un atribulado Sarkozy un puesto de invitado a una Cumbre, la del G-8, de la que, no sólo no formamos parte, sino que precisamente el Gobierno estadounidense ejerce de líder y anfitrión. Y es que había llegado a creerse los cantos de sirena de un Gordon Brown al que le quedan unos pocos telediarios. Pero parece ser que el presidente galo no ha podido ser más claro con él: España merece por su parte todos los elogios habidos y por haber, pero no está en su mano convocarle. Vamos, que le ha remitido a su denostado Bush, quien, desde que le dejó con un palmo de narices en Irak, no consigue que se le ponga al teléfono. Mal pinta la cosa.
Parece mentira, pero Zapatero sigue sin aprender la lección. No se puede ir ofendiendo a quienes, le guste o no, son la indiscutible primera potencia mundial y encima esperar situarse al lado de los más grandes del panorama internacional. Haciendo alarde de antiamericanismo queda muy bien ante una buena parte del electorado y determinados ámbitos mediáticos, pero al final esa irresponsable actitud acaba pasando factura. Él prometió en su momento sacarnos de la foto de las Azores, y a fe que lo ha conseguido. Lo peor de todo es que hemos desembocado en la más absoluta inanidad.
Nefastos días para nuestro presidente, que para más inri pasó ayer un muy mal trago en el debate de sus Presupuestos.

lunes, 20 de octubre de 2008

UN POCO DE POLÍTICA-FICCIÓN





'El agua es de todos los españoles, de todos. Las decisiones sobre el agua las toman todos los españoles, y no sólo una parte'. 'Hay que llevar agua de donde sobre a donde se necesite, y Murcia la necesita'. 'Habrá Plan Hidrológico Nacional'.
Hagamos un poco de política-ficción e imaginémosnos que estas palabras las pronuncia el presidente Zapatero en Murcia. Sé que es un ejercicio harto difícil, pero esforcémonos por un momento. ¿Qué diría una gran parte de los medios y articulistas de nuestra Región? Los elogios le lloverían por doquier. A buen seguro que escucharíamos y leeríamos comentarios del siguiente tenor: Estamos ante un presidente que, consciente por fin de nuestra necesidad de agua, ha decidido comprometerse firmemente con Murcia. Ha tenido la virtud de rectificar y plantea ahora los trasvases como solución. Por tanto, el Tajo-Segura no está en peligro, y hemos de esperar que otros acueductos lleguen a ser una realidad, ya que ha prometido desarrollar un Plan Hidrológico Nacional. Por su parte, los socialistas murcianos ensalzarían la talla de hombre de Estado de Zapatero, nuevo artífice del trasvase Tajo-Segura y de otros que están por venir, sensible y solidario con la España seca de la que formamos parte. Darían otro bandazo de los que nos tienen acostumbrados, sin que Pedro Saura se viera en la necesidad de mostrar público arrepentimiento por votar en su momento a favor de la derogación del trasvase del Ebro.
Pero, como se sabe, el autor de esas frases no fue Zapatero, sino Mariano Rajoy. En cambio, esas declaraciones han recibido calificaciones tales como de 'insuficientes' y 'ambiguas' (cuando no de 'vacías' en algún caso) por parte de la práctica totalidad de los columnistas y comentaristas de nuestra prensa, incluidos quienes se supone más afines (al menos ideológicamente) al PP. No pretendo con ello poner en solfa al periodismo de nuestra Región, de una excelente calidad por otra parte. Sólo quiero resaltar que hemos alcanzado tal extremo que se le exige más claridad y concreción al líder de la oposición que al mismísimo presidente de un Gobierno al que, nos guste o no, le compete única y exclusivamente tomar decisiones en este terreno.
Además, cada uno debe pechar con las consecuencias de sus actos: Fue el PSOE de Zapatero el que eliminó el trasvase del Ebro y el que empezó a poner en duda la continuidad del Tajo-Segura, del que desde entonces nos ha llegado agua a cuentagotas. Y es el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha el que pretende ponerle fecha de caducidad. Al menos de momento, los murcianos sí parecen tener claro cuál es la postura y la consiguiente forma de actuar de unos y otros. Cabe recordar que en las últimas elecciones generales, en las que también se le acusaba a Rajoy de ser confuso en la defensa de los trasvases, el PP consiguió en Murcia los mejores resultados de su historia.

viernes, 17 de octubre de 2008

QUÉ SERÍA DE NOSOTROS SIN ELLOS







Están encantados de haberse conocido. Y es que los europeos no nos merecemos unos dirigentes tan excelsos. Pese a la crisis que estamos sufriendo, hemos de estar tranquilos: Ellos y sólo ellos podrán encontrar el remedio, ya que son capaces de manejar como nadie el dinero de nuestros impuestos.
Lo dijo Zapatero, y no podía ser otro: 'La crisis viene de EEUU y se va a superar gracias a la Unión Europea'. Con un par. El antiamericano patológico ha dado en el clavo: Este mal, como todos, procede exclusivamente del odiado Imperio, pero menos mal que existe Europa, que salvará al mundo. Al igual que debe imponerse el multilateralismo pacifista europeo frente al unilateralismo belicista estadounidense en la resolución de los conflictos (por mucho que ellos a la hora de la verdad nos saquen las castañas del fuego, como fueron los casos de las dos guerras mundiales y el conflicto en los Balcanes), el 'capitalismo salvaje' ha de ser derrotado por la economía 'social' (y no se dice 'socialista' porque chirriaría mucho) de mercado. Eso sí, de momento limitémosnos a copiar las medidas tomadas en aquel embrutecido país, que además los europeos sabemos mejor que ellos lo que es tirar del dinero público para solucionar los problemas.
No podía faltar Sarkozy, quien, dando una vuelta de tuerca más a su últimamente muy acentuada megalomanía (propio de quien llega a ocupar el Palacio del Elíseo; no todo es culpa de Carla Bruni), propone nada menos que 'refundar el capitalismo'. Es para ponerse a temblar. ¿En qué sentido? ¿En el de la economía francesa, caracterizada por altos impuestos, un gigantesco sector público y un intervencionismo asfixiante? Si es así, nos espera el estancamiento que vive desde hace décadas la nación que preside.
¿Y quién aparece como líder moral en estos momentos difíciles? Pues ni más ni menos que el premier británico Gordon Brown, absolutamente desprestigiado en su país (creo que la ventaja que le lleva el conservador David Cameron ronda ahora los veinte puntos). Pero, en fin, quizá pretenda despedirse prestando un gran servicio a su patria y a Europa, de la que le creíamos más bien escéptico. ¿O bien su verdadera intención es presentarse como gran conjurador de la crisis para mejorar sus deterioradas expectativas electorales?
Los liberales de la llamada escuela austriaca ya nos avisaron de las consecuencias de las políticas monetarias expansivas de los bancos centrales, cuando ajustan los tipos de interés por debajo de su tasa natural. Se produce con ello una inflación del crédito que lleva a un colapso del sistema. Fueron, pues, capaces de predecir la crisis actual, tal y como hicieron también con el 'crack' del 29. Por tanto, ¿no deberían nuestros políticos tomar nota de las propuestas de Mises, Hayek y compañía, y no limitarse a Keynes?

miércoles, 15 de octubre de 2008

DE AQUELLOS POLVOS...



'Pasqual, apoyaré el Estatuto que apruebe el Parlamento de Cataluña'. Esta frase levantó de su asiento al entonces presidente de la Generalitat catalana y provocó la ovación del público asistente a un mitin electoral del PSC. Y ahí empezó todo. Zapatero, entonces aspirante a presidir el Gobierno, daba a entender con ese inaudito e irresponsable compromiso que la voluntad expresada por una asamblea autonómica no debía tener más límite que la conveniencia política; ni las leyes, ni la Constitución, ni tan siquiera la soberanía nacional representada en las Cortes Generales. Y en efecto, el 'Estatut' que ahora rige en Cataluña es una verdadera burla a los principios recogidos en nuestra Carta Magna: Desde su mención a la 'nación catalana', pasando por la bilateralidad en las relaciones Estado-Generalitat, hasta la ruptura de la unidad jurisdiccional. Todo ello con el agravante de que su principal impulsor fuera quien debería ser garante de la nación española, el mismísimo presidente del Gobierno.
A partir de entonces, hemos asistido a una auténtica carrera protagonizada por determinados Gobiernos autonómicos (de distintos colores) que compiten por sacar adelante el Estatuto que más pueda parecerse al catalán, por mucho que en todos los casos se intente mantener la impresión de que se respeta el marco constitucional. En este sentido, hizo muy bien en su momento el Ejecutivo regional murciano al no sumarse a esta corriente: En nuestra Comunidad Autónoma, como en todas las demás, hay necesidades mucho más perentorias. Pero el resultado no podía ser otro: La paulatina conversión de un Estado 'semifederal' como es el Estado de las autonomías en una especie de confederación de reinos de taifas. A ello hay que unir el 'talante' insolidario que, de palabra y de obra y debido fundamentalmente a razones de supervivencia política, caracteriza al Gobierno de Zapatero, sobre todo a propósito del espinoso asunto del agua. Tras la derogación del trasvase del Ebro, a murcianos, valencianos y almerienses se nos ofrece la desalación masiva como única solución, y es que en esta nueva Confederación Ibérica de Naciones se impone que cada región, autonomía o virreinato haga de su capa un sayo y, por tanto, viva única y exclusivamente de sus recursos propios.
El Estatuto de Castilla-La Mancha que se ha tomado en consideración en el Congreso es uno de los productos más acabados del presente cuarteamiento de la soberanía nacional. Dados los inmediatos antecedentes, los políticos castellano-manchegos se sienten absolutamente legitimados para fijar una fecha de caducidad al trasvase Tajo-Segura. Si ha quedado enterrado el del Ebro porque ese tipo de acueductos son, según el Gobierno actual, caducos, trasnochados, costosos y nocivos para el medio ambiente, ¿qué sentido tiene mantener el del Tajo? ¡Si hasta Zapatero llegaría a confesarle al presidente Valcárcel que no cree en los trasvases! ¿Y qué más da que arrogarse competencias en materia de recursos hídricos sea una flagrante inconstitucionalidad? ¿Qué mayor ataque a nuestra Constitución que el 'Estatut' vigente en Cataluña?
De aquellos polvos vienen estos lodos. Ahora cabe esperar que los diputados que nos representan en las Cortes sepan estar a la altura de las circunstancias. No sólo por Murcia. Sobre todo, por España.

martes, 14 de octubre de 2008

OBAMA: 62%; McCAIN: 7%



No, obviamente no se trata de la última encuesta de intención de voto en los EEUU. De momento, la ventaja de Obama no llega a tanto. Son los resultados de un sondeo encargado por Antena 3 sobre las preferencias de los españoles si tuvieran la oportunidad de elegir al presidente norteamericano. ¿Sería imaginable que en una democracia mínimamente asentada el candidato del centro-derecha obtuviera menos del 10% de los sufragios? Cabe recordar, por ejemplo, que la otrora Alianza Popular conseguía en sus momentos más difíciles, en plena hegemonía felipista, un 26%. ¿A qué se debe entonces que los españoles, incluida una gran mayoría de los que votan al centro-derecha, se pronuncien casi de forma unánime a favor de una sola opción?
No creo que la explicación resida únicamente en el 'fenómeno Obama': El primer candidato negro con posibilidades reales de llegar a la Casa Blanca, y además joven, atractivo y con su halo de romanticismo, frente al anciano y no tan telegénico McCain, que encima es un poco cascarrabias y, para más inri, más blanco que la leche. Este tipo de encuestas realizadas en España y en cualquier país de Europa (si exceptuamos Gran Bretaña) han proporcionado siempre los mismos resultados: Un apoyo testimonial al candidato republicano (George W. Bush, el personaje público más vilipendiado en la historia reciente, conseguía exactamente el mismo porcentaje que ahora McCain) y, por tanto, una abrumadora predilección por el aspirante demócrata.
Se trata de una consecuencia directa, no sólo de la desinformación y del desconocimiento sobre la política y la historia tanto internacional como de los EEUU (general en nuestro continente y, sobre todo, en nuestro país), sino también de la versión, absolutamente distorsionada, que nos transmite la inmensa mayoría de los medios de comunicación. Lo que nos llega es que los demócratas representan a la parte más civilizada y 'pro-europea' de ese país de bárbaros, mientras que los republicanos son el genuino exponente de la América profunda, intolerante, violenta y belicista. Y no sólo la televisión y los terminales mediáticos izquierdistas y antiamericanos, sino incluso ciertos periódicos supuestamente afines al centro-derecha; es el caso del diario 'El Mundo', cuyo director tiene como uno de sus deportes favoritos meterse con todo lo que huela a Partido Republicano. Uno de los resortes de manipulación más utilizados es jugar a la confusión con el término 'liberal', que en los EEUU adquiere un sentido totalmente distinto al de aquí: El de izquierdista o 'progre'.
Y es que, por ejemplo, pocos saben que el Partido Republicano, fundado en 1854 por Abraham Lincoln, nació como organización impulsora tanto de la unidad de la nación estadounidense como de la libertad y de los derechos civiles de los negros, frente a la política esclavista de los Estados del sur, curiosamente dominados por los demócratas durante casi un siglo. Y más adelante, un presidente republicano, Eisenhower, promotor de la Ley de Derechos Civiles de 1957, llegaría a mandar soldados a Arkansas para acabar con la segregación escolar. Respecto de la supuesta tradición belicista o 'intervencionista' en política exterior, la historia demuestra que en muchas más ocasiones los presidentes demócratas involucran a los EEUU en guerras: Así, la impopular Guerra de Vietnam fue iniciada por el idolatrado demócrata Kennedy, y fue el detestado republicano Nixon el que la terminó (aunque mal que bien). Otro argumento que se suele utilizar es el de la libre tenencia de armas, cuando, con más o menos restricciones, es un derecho que defiende también la mayoría de los demócratas, entre otras razones porque lo recoge la mismísima Constitución. ¿Y qué decir de la pena de muerte? ¿Cuántos de los encuestados por Antena 3 sabían que Obama no está precisamente por su abolición?
Desde luego que hay ciertas diferencias entre el Partido Republicano (más liberal en lo económico y más conservador en lo social) y el Partido Demócrata (un poco más intervencionista y menos tradicionalista), pero les une un acendrado patriotismo y una misma fe en los principios y valores que han hecho grande a los EEUU. Los matices los aportan más bien las personas que encuentran acomodo en estas dos grandes plataformas: Por ejemplo, hay muchas posibilidades de que un demócrata del sur agrícola sea más conservador que un republicano del norte industrial. El fanatismo con el que caracterizan a los republicanos la práctica totalidad de los medios de comunicación europeos nada tiene que ver con la realidad norteamericana, mucho más compleja de lo que nos quieren hacer ver.

viernes, 10 de octubre de 2008

EN MONCLOA NO HAY CRISIS


Las familias españolas, conscientes y sufridoras de las consecuencias de la crisis económica, se 'aprietan el cinturón'. Pero no así el insigne clan Rodríguez-Espinosa que habita en el Palacio de la Moncloa. Claro, ahora se explica cómo ha estado el presidente del Gobierno negando durante tanto tiempo la crisis: Él personalmente no la ha notado en absoluto. Es más, incluso su economía mejora en estos tiempos difíciles, ya que Presidencia del Gobierno contará con un presupuesto que asciende a un total de 49 millones de euros, un 3,3% más que en 2008. Supone nada menos que un 77,5% más que en las últimas cuentas aprobadas por el Ejecutivo de Aznar, aunque, bueno, ya conocemos al ex-presidente, tan cicatero y tacaño en el uso del dinero público, cuando, como sentenciaría una brillante celebridad que llegaría a ser Ministra de Cultura, 'no es de nadie'. A este respecto, resulta especialmente significativo el incremento en el presupuesto de energía eléctrica: Será de 806.000 euros en 2009, frente a los 510.000 de 2004. ¿Acaso el Ministro de Industria no va a obsequiar a su presidente con algunas de esas bombillas de bajo consumo que se comprometió a regalarnos (con ese dinero que no tiene dueño, claro)?
Algo sí hay que reconocerle a Zapatero: Ha conseguido que la crisis no alcance a su hogar.

miércoles, 8 de octubre de 2008

UN POCO DE AUDACIA Y ORIGINALIDAD, POR FAVOR



Nos preguntábamos si el hasta hace poco malvado y estulto Bush habrá sido merecedor de la absolución tanto de la influyente 'progresía' como del tan extendido antiamericanismo (a izquierda y derecha) en general. No sabemos si tendremos la oportunidad de disfrutar de un acto de público desagravio al nuevo apóstol del intervencionismo. Pero lo que sí es cierto es que los Gobiernos de la Unión Europea, tan formalmente distanciados y críticos con la actual Administración norteamericana, se han apresurado a copiar el Plan keynesiano aprobado en los EEUU. Y entre ellos, el mismísimo Zapatero, que ha cimentado buena parte de su fulgurante carrera política en la explotación del resentimiento, tan generalizado en el electorado, hacia la primera potencia mundial y su actual presidente. Desconocemos la cantidad de bilis que habrá tenido que tragar. Porque, por mucho que haya querido diferenciar su proyecto del paquete de medidas norteamericano, su Plan es el Plan Bush, pero con miles de millones de euros en lugar de dólares.
Al menos en los EEUU, los representantes del Congreso, que tuvieron la oportunidad de conocer, debatir, revisar y, finalmente, votar en libertad el Plan, arrancaron el compromiso de una reducción de impuestos para empresas y familias. Pero tal medida ni asoma por el Plan presentado por Zapatero: Y es que esos miles de millones de euros que inyectarán liquidez a bancos y cajas de ahorros (y veremos a quiénes más) saldrán de unas arcas deficitarias, lo que generará una deuda que a buen seguro tendrán que afrontar varias generaciones de españoles. Por tanto, ni hablar de bajadas de impuestos. Y habrá que encomendarse a todos los santos para que nos dejen como estamos y no nos los suban.
Se echa en falta un poco de valentía, audacia y originalidad en los dirigentes políticos de nuestra vieja Europa. Además de hacer lo más fácil, pero también lo más oneroso, que es tirar con pólvora del Rey (y el que venga detrás, que arree), se limitan a fusilar un Plan bastante contestado en su país de origen (aunque siempre estamos dispuestos a copiar lo malo que nos llega de esa gran nación). Porque, vale, acudimos al rescate de las entidades financieras con el dinero de los contribuyentes, ¿y ya está? ¿Y qué hay del paro que esta crisis está provocando? ¿De esta manera se creará empleo? Al contrario, puesto que estas medidas de expansión del gasto público generarán inflación, y con ello desempleo. ¿Y ya no merece la pena luchar contra la subida de los precios? No se plantea, por ejemplo, la necesidad de flexibilizar el mercado laboral, de liberalizar e introducir competencia en tantos mercados intervenidos (como los energéticos), de reformar el comercio minorista, de bajar los impuestos a empresas, familias y ciudadanos para que dispongan de más dinero para hacer frente a la crisis, y, aunque precisamente no case con esta ola intervencionista, de reducir el gasto público. Y, por supuesto, se debe regular más adecuadamente el sector financiero.
Última hora: El Banco Central Europeo y la Reserva Federal de Estados Unidos han acordado bajar los tipos de interés en medio punto: En la Eurozona, se queda en el 3,75%, mientras que en los EEUU, en el 1,5%. El dólar, casi regalado. ¡Más vino para el borracho!


sábado, 4 de octubre de 2008

APROBADO EL PLAN BUSH, PERO SIN CONSENSO


La segunda vez no hubo sorpresas: Un Plan Bush-Paulson matizado aunque sin perder su carácter eminentemente keynesiano, tras conseguir la luz verde del Senado, obtuvo la aprobación definitiva de la Cámara de Representantes. No obstante, un 40% del Congreso (una mayoría de los republicanos, 108, más 63 demócratas) votó en contra, por lo que sería exagerado afirmar que haya habido consenso. Las mejoras introducidas en el Plan, tales como reducciones de impuestos a empresas y familias y un aumento en la garantía de los depósitos (propuesta conjunta de los candidatos Obama y McCain), han logrado el cambio de parecer de la mayoría de los representantes contrarios en la primera votación, si bien está por ver si conseguirán convencer a un electorado en general muy consciente de sus derechos como contribuyentes.

Antes de la votación, el líder de la mayoría demócrata, Steny Hoyer, después de urgir a los congresistas a que apoyaran el Plan 'para salvar la economía', se refirió de una manera un tanto hipócrita a la 'irresponsabilidad' de los altos ejecutivos, que no merecían recibir 'paracaídas de oro'. Pero sea cual sea el material del que estén hechos, no dejarán de ser paracaídas y salvavidas que se les proporcionará y utilizarán; y que para más inri estarán fabricados con el dinero del sufrido impositor. Además, de esta forma precisamente se premiará y, con ello, promoverá la irresponsabilidad, ya que los grandes bancos y compañías adquieren la certeza de que siempre podrán contar con la ayuda del Estado cuando las cosas vengan mal dadas. Si no hay riesgo, deja de existir la economía de mercado.

Por otra parte, no hemos presenciado los cataclismos que se anunciaban de no aprobarse el Plan. Muchos aseguraban que lo que se nos venía encima iba a dejar corto al 'crack' del 29. Vamos, que íbamos a contemplar horrorizados la caída en masa de ejecutivos e inversores desde lo alto de los edificios de Nueva York. Sin embargo, incluso al día siguiente de la negativa del Congreso, 'Wall Street' amaneció con subidas. Y es que poco tiene que ver la economía norteamericana de principios de los años 30 con la actual, mucho más diversificada y en la que el sector de las nuevas tecnologías cumple un papel importante.

Lo que me ha fascinado especialmente estos días es el entusiasmo con el que han apoyado el Plan Bush quienes hasta ayer mismo pintaban al todavía presidente de EEUU con cuernos y rabo. ¿Obtendrá, merced a su 'conversión' al keynesianismo, la redención de sus pecados y el consiguiente perdón de la secta 'progre'?

jueves, 2 de octubre de 2008

CUBA, ESA ESPERANZA DE LOS DESHEREDADOS DE LA TIERRA

Además del irrefutable logro de la igualdad (por abajo, todos iguales de pobres), el comunismo de Fidel Castro puede apuntarse otro tanto: Un 'apartheid' caribeño. Tres significativos y sonoros ejemplos de lo que es en realidad Cuba:
¿Quién puede tener un móvil en Cuba?
¿Cómo comprar productos cubanos en Cuba?
¿Quién puede hospedarse en el hotel 'Habana Libre'?

miércoles, 1 de octubre de 2008

ZAPATERO PRESUME... Y EL PARO SUBE


Zapatero sigue erre que erre. Tras haberse comportado como un perfecto aldeano fanfarrón en Nueva York, donde llegaría a afirmar que es la envidia de Berlusconi y el terror de Sarkozy, hoy en el Parlamento ha presumido de que 'con MI política económica, hemos superado en renta per cápita a Italia'. Porque, claro, los datos económicos, si son buenos, son indiscutibles méritos personales suyos. Mientras tanto, Eurostat daba cuenta del aumento del paro en España de hasta el 11,3% en agosto, lo que coloca a nuestro país como el Estado miembro con más desempleo, seguido de Eslovaquia (9,9%). Pero estas cifras ya no son producto de la política económica de Zapatero, no, sino seguramente tanto de la de Aznar como la de sus amigos, los 'neocons' estadounidenses, quienes, como se sabe, están hundiendo al mundo entero. Vamos, que hay razones para que nuestro dilecto presidente continúe en su estado de euforia: Por mucho que siga subiendo el paro, lo que siempre será culpa de otros, conseguiremos alcanzar en renta a Francia, gracias al providencial y gran hacer de Zapatero. Y de todas formas, ¿qué más da que España se sitúe como el país desarrollado con mayor tasa de paro? Lo verdaderamente importante es que nuestros sueldos sean equiparables a los de italianos, franceses y alemanes, y sobre todo que nuestro presidente pueda pavonearse por ello ('yo tengo mucho más paro que tú, Sarkozy, ¡pero te he superado en renta!'). A eso sí que se le puede llamar 'sensibilidad social'.

martes, 30 de septiembre de 2008

...PUES SE RESISTE EL CONSENSO KEYNESIANO


Vaya, esto sí que no estaba en el guión. Claro, como estos americanos se toman esto de la democracia tan en serio, pasan estas cosas. Cuando todo parecía estar atado y bien atado, resulta que la Cámara de Representantes rechaza esa torpe reedición del 'New Deal' que responde al nombre de Plan Bush-Paulson. Inconcebible, sobre todo para nuestras entendederas, tan acostumbradas a los modos 'partitocráticos'. ¿Cómo ha sido posible? Se debe tener en cuenta que la norteamericana es una democracia auténticamente representativa; esto es, quien llega al Congreso no le debe su cargo al partido, sino a sus electores, a quienes ha pedido directamente el voto. Por tanto, allí no funciona la disciplina de partido, sino que cada representante ha de 'retratarse' ante cada votante de su distrito. ¿Y qué ha pasado? Pues que al congresista de Montana, Idaho o Nebraska, le es muy difícil justificar ante su electorado, que bastante tiene ya con financiar a los 'burócratas' de Washington, que ahora con sus impuestos se van a pagar los desmanes de los tiburones de 'Wall Street'. Sea el representante republicano, sea demócrata, porque cabe recordar (sobre todo ante la mayoría de opinadores y medios de comunicación, que se han apresurado, como siempre, a pintar a los republicanos como los malos de la película) que el Congreso cuenta con una amplia mayoría demócrata.
Yo me quedo con el argumento del congresista por Indiana Mike Pence, impecable, al menos desde un punto de vista liberal: 'Libertad económica significa libertad para tener éxito y libertad para fracasar'. Ahí reside la clave. Y es que muchos no entienden que actuar con responsabilidad es la otra cara de la moneda de la libertad.
Sin embargo, vaticino que, tarde o temprano, se producirá el consenso; y que no dejará de ser keynesiano, si bien matizado por alguna medida que logre introducir el ala liberal del Partido Republicano. El intervencionismo (en este caso de la Reserva Federal, en forma de excesivas regulaciones en el mercado financiero y las sucesivas e inoportunas bajadas de los tipos de interés, que han dejado el valor del dólar por los suelos) ha llevado a esta situación, y no puede resolverse con más intervencionismo, por muy transitorio que éste sea. Aviso a navegantes: Las recetas keynesianas no harán sino alargar la crisis. Son pan para hoy y hambre para mañana.

lunes, 29 de septiembre de 2008

AIRES DE LIBERTAD EN CATALUÑA


Aunar a 5.000 personas en Barcelona para manifestarse contra el nacionalismo obligatorio es todo un mérito. Aunque puedan parecer pocos, que 5.000 valientes se atrevan a salir a la calle a gritar "¡Libertad! ¡Libertad!" y dejar claramente constancia de su orgullo de ser españoles en plena plaza de Sant Jaume es tarea de titanes. Y lo han logrado el partido 'Ciudadanos' y el resto de las organizaciones que se adhirieron a la manifestación contra la imposición lingüística en las escuelas catalanas (entre las que se encontraban el PP, la UPyD y el Foro Ermua). Los que creemos en la libertad individual (que incluye, obviamente, la libertad de elección de la lengua en la que queremos que aprendan nuestros hijos) esperamos que esta movilización signifique que algo se mueve en Cataluña, que esa rebelión cívica contra el colectivismo liberticida que inició una minoría heroica (asumiendo en muchos casos un riesgo en su integridad física) consiga cada vez más adeptos que sean capaces de sacudirse el miedo. Ojalá que esos aires de libertad impregnen toda Cataluña.
Me agrada sobremanera que la manifestación contara con la participación activa del famoso actor Toni Cantó. Al menos ha quedado demostrado que no todos los actores y artistas de nuestro suelo patrio se someten a las directrices sectarias de los Bardem, Almodóvar, Cuerda y demás patulea 'progre', que sólo se movilizan ante las guerras en las que intervengan los EEUU, y siempre que cuenten con el rechazo de sus amigos del PSOE, claro. Enhorabuena al señor Cantó: Eso sí que es comprometerse con una buena causa.

domingo, 28 de septiembre de 2008

ERROR DE OBAMA


McCain y Obama nos ofrecieron un buen debate la madrugada del viernes al sábado. Hubo un alto nivel en los contenidos, los contendientes fueron en líneas generales convincentes en la exposición y defensa de sus posiciones y se desarrolló de una forma muy ágil, algo que es muy de agradecer. En este último sentido, el moderador, el veteranísimo en estas lides Jim Lehrer, estuvo excelente.
Desde mi particular punto de vista, McCain estuvo algo mejor, lo que es lógico si tenemos en cuenta que la mayor parte del tiempo debatieron acerca de política exterior y seguridad, 'especialidad' del candidato republicano. Aunque cabe reconocer que Obama se defendió bastante bien en este terreno.
Ahora bien, creo que el aspirante demócrata cometió un error garrafal al reprocharle a su contrincante que rechazara recibir en la Casa Blanca al presidente del Gobierno de España (algo que, por otra parte, tampoco llegó a afirmar). ¡Pero si se trata del presidente de un país aliado, perteneciente a la OTAN!, exclamaba Obama. McCain no entró al trapo. ¿Y por qué creo que se equivocó al mentar a Zapatero? Ni más ni menos, considero que perjudicará sus intereses electorales, ya que no tardarán mucho los estrategas republicanos en recordar a la opinión pública norteamericana los memorables gestos 'amistosos' con los Estados Unidos protagonizados por el presidente del Gobierno de España. Más que el hecho de que saliera corriendo de Irak y dejara con un palmo de narices a nuestros aliados (algo que ni el propio Obama, contrario a la guerra de Irak, se atreverá a hacer), a buen seguro que procurarán que la vergonzante imagen que precisamente ilustra este comentario quede grabada en la mente de los votantes estadounidenses, para quienes su bandera es sagrada y, por tanto, estiman inaceptables actos de tamaña desconsideración.

sábado, 27 de septiembre de 2008

¿UN NUEVO CONSENSO KEYNESIANO?

¡Ah! Y hablando de Estados Unidos: De momento McCain ha acertado plenamente al no adherirse al 'New Deal' del 'pato cojo' Bush, cuyo segundo mandato, por cierto, está siendo una auténtica calamidad. Además, el candidato republicano a la presidencia, y con él el ala más liberal de su partido, ha recogido el sentir de esa inmensa mayoría de norteamericanos que no aprueba esa desafortunada política de 'mega-rescates' a los grandes bancos con el dinero de los contribuyentes: http://www.libertaddigital.com/economia/solo-el-7-de-los-votantes-de-eeuu-apoya-el-plan-del-gobierno-para-salvar-a-la-banca-1276339175/. Aunque quizá a la hora de la verdad acabe imponiéndose el deseo de aparecer en la foto del 'consenso', que será, una vez más, keynesiano.

FALTA DE GALLARDÍA

Y de economía hablamos. En este caso, de la falta de gallardía de Zapatero ante la crisis económica que sufrimos, ya que, en lugar de coger el toro por los cuernos, se dedica a fanfarronear ante Italia y Francia, cual paleto, de la supuesta buena salud de nuestros mercados financieros, además de echarle la culpa de todos nuestros males a los Estados Unidos, cual populista latinoamericano de la peor especie. El diario '20 minutos' tuvo a bien publicar ayer una carta al director de mi cosecha. Espero que os guste: http://www.20minutos.es/carta/415073/0//0/.

¿OBAMA O McCAIN?

¿Qué tal vamos? Si queréis entreteneros un rato y, de paso, repasar un poco de inglés, aquí tenéis un test político publicado por la web del 'Wall Street Journal', en la que podéis averiguar vuestro grado de acuerdo e identificación tanto con los candidatos en liza para la presidencia de EEUU, como con el resto de aspirantes republicanos y demócratas que se quedaron en el camino: http://www.electoralcompass.com/. En mi caso, me identifico mucho más con McCain (un 77% de acuerdo) que con Obama (tan sólo un 37%), lo que creo era de esperar. Sin embargo, parece ser que tengo más grado de acuerdo con el descartado aspirante republicano Mitt Romney. ¿Y vosotros?