lunes, 31 de octubre de 2011

BUSQUE, COMPARE...



...y si encuentra algo mejor, cómprelo. Un completo programa de reformas económicas, políticas e institucionales. Especialmente acertadas para el prioritario objetivo de propiciar la generación de empleo son las siguientes: supeditar la negociación colectiva, en realidad todo un lastre, a las condiciones pactadas libre e individualmente entre empresarios y asalariados; y reducir los tipos de contratos de trabajo, medida necesaria para flexibilizar el mercado laboral. Y con el fin de que la sociedad civil reactive la economía, el PP propone bajar los impuestos a los emprendedores, a los que además se les dotaría de más facilidades para la creación y supervivencia de empresas; a los ahorradores, incluida la recuperación de la deducción por vivienda; y a las familias, singularmente castigadas en estos tiempos de crisis. Asimismo, impulsará alternativas de financiación empresarial distintas a las bancarias convencionales para intentar superar la falta de crédito que sigue sufriendo nuestra economía.

Mientras tanto, el candidato socialista, que continúa abonado a la demagogia más burda y a la visceral apelación al rencor, reconoce ya sin ningún disimulo su rechazo a cualquier reducción de impuestos y, bien al contrario, aboga por subirlos. Es decir, por incidir en la ruina promovida por el Gobierno que ayer mismo coordinaba como vicepresidente político. Ya sabe, señor elector: busque, compare...

3 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

en efecto, Pedro, es asombrosa las toneladas de demagogia que, insaquibles al desaliento, son capaces de propalar los candidatos izquierdistas. ¡Hasta pillados con las manos en la masa -Blanco y su British- siguen mintiendo y fabulando.
Mi enhorabuena por tu blog.
saludos blogueros y liberales

José Antonio del Pozo dijo...

estoy de acuerdo con tu análisis

Pedro Moya dijo...

Muchas gracias, José Antonio, por tus comentarios. Me alegra coincidir contigo. Saludos liberales.