martes, 3 de febrero de 2009

REUNIÓN DE PASTORES...


Es para tentarse la cartera. Zapatero y Solbes han vuelto a reunirse con los presidentes de los principales bancos y cajas de ahorros. ¿Cuántos miles de millones de euros de nuestros impuestos, tanto los presentes como los futuros, servirán de nuevo para continuar tapando las vergüenzas de los banqueros más insolventes? Porque ya pueden el presidente del Gobierno y algún que otro ministro fingirse profundamente indignados, pero no se abrirá el grifo de los créditos mientras no se reactive realmente la economía. En cambio, las contraproducentes y onerosas medidas keynesianas del Ejecutivo socialista, entre las que se encuentran precisamente estos 'macroplanes' de rescate bancario, están propiciando la situación contraria: Un alargamiento de la crisis económica y un agravamiento de sus consecuencias. A este respecto, por ejemplo, Zapatero puede presumir de batir un récord que ostentaba su predecesor y suponemos que admirado Felipe González: Más de 3,3 millones de desempleados. Queda una vez más acreditado en España que el socialismo es la mejor y más eficaz fábrica de parados.
Aunque de cara a la galería el Gobierno se rasgará las vestiduras y nos presentará a los bancos como los malos de la película, no dejará precisamente que el mercado les retrate y ponga a cada uno en su sitio. Bien al contrario, les seguirá proporcionando inmerecidos salvavidas a través de milmillonarias cantidades procedentes de nuestros castigados bolsillos, de las que, dada además la opacidad de toda la operación, harán uso a su libre albedrío. Ya nos lo advierte el sabio refranero español: Reunión de pastores, oveja muerta. Y cartera vacía...

4 comentarios:

Alfonso dijo...

Hola Pedro, malos tiempos para el liberalismo en este país. Pero como siempre habrá que resistir.

Enhorabuena por este blog. Yo también haré en el mío un link.

Un abrazo

Pablo dijo...

Querido Pedro, los bancos son lo que son, las cajas están politizadas y llenas de incompetentes, pero el verdadero malo de la película es el banco, en singular: el Banco Central Europeo que fija el precio del dinero. Los bancos bailan al son de este utensilio de los políticos que, evidentemente, son los peores de la película.

bsanchez dijo...

Para Alfonso:

son malos tiempos para el todo el país, no sólo el liberalismo.

De hecho la buena noticia para los liberales es que de esta sólo nos saca más liberalismo económico. Si no se aplican medidas liberales España va camino de un nivel de desarrollo socio-económico equiparable a la de los otros países del socialismo del siglo XIX (Venezuela, Bolivia y Ecuador).

Pedro Moya dijo...

Desde luego que no superaremos esta crisis con solvencia si no aplicamos la solución liberal, pero mucho me temo que la inmensa mayoría de los dirigentes políticos no está precisamente por la labor. Les resulta mucho más fácil tirar de pólvora del rey (aunque esté en las últimas) y, de paso, ven en ello una oportunidad para hacer a cada vez más gente dependiente de una supuesta 'beneficiencia' del Estado, y de esa manera conseguir un creciente número de votos cautivos. Vamos camino de un PER gigantesco, y ya sabemos lo que ha supuesto para Andalucía: La comunidad menos desarrollada de España y donde los socialistas han impuesto siempre una hegemonía incontestable. La izquierda produce pobreza, y la pobreza produce izquierda.