domingo, 28 de marzo de 2010

POR FIN NACÍA UNA ALTERNATIVA LIBERAL EN ESPAÑA



Fue hace veinte años, en Sevilla. Del X Congreso Nacional de un refundado Partido Popular no sólo surgió un nuevo líder, José María Aznar, que sería capaz de estabilizar a una hasta entonces convulsa derecha española e incluso de llevarla a las más altas cotas de éxito político y electoral. Además, nacía por fin en España una alternativa de patente impronta liberal con posibilidades reales de imponerse al socialismo de Felipe González, que entonces ejercía una hegemonía tan incontestable como dañina para nuestra democracia.

Aznar tenía muy claro desde el principio que emprender la titánica tarea de derrotar al felipismo pasaba por convertir a un partido netamente conservador, como tal defensor de la propiedad privada pero heredero de ciertas reminiscencias intervencionistas al menos desde que Cánovas del Castillo declarara públicamente su fe en el proteccionismo económico, en una fuerza política basada primordialmente en los principios del liberalismo. De ahí que, en el mismo Congreso de Sevilla, Aznar presentara un programa que, bajo el título de 'Centrados con la libertad', reivindicaba el protagonismo de una sociedad libre que no necesite 'ser dirigida ni salvada por el Estado'. Aquella época precisamente era testigo de un extraordinario triunfo, que la caída del Muro de Berlín hizo especialmente apabullante: El de las políticas económicas liberales impulsadas por Margaret Thatcher y Ronald Reagan, dos líderes definidos políticamente como conservadores. Por tanto, qué mejor modelo podía presentar el nuevo Partido Popular frente a una política económica que, pese a sus efectos contraproducentes, el entonces Ministro de Economía Carlos Solchaga, y exhibiendo una arrogancia tan propia de cualquier socialista que se precie, llegaría a definir como 'la única posible'.

Afortunadamente, a partir de la primavera de 1990 empezaba a conformarse una sólida opción alternativa a la de una socialdemocracia que nos condenaba a un asfixiante intervencionismo económico y a una elevadísima presión fiscal, lo que irremisiblemente nos llevaba al estancamiento de nuestra economía y a unas dramáticas cifras de paro; con las que, según nos avisaban desde el socialismo imperante, teníamos que resignarnos a convivir. Pero por fin surgían cada vez más voces en el panorama político y mediático que proponían más sociedad civil y menos Estado, la liberalización de la economía, un mercado competitivo y la reducción e incluso eliminación de impuestos; las mejores recetas para activar la economía y, por qué no, crear empleo. Aún así, a Aznar y a la hornada de jóvenes liberales que le acompañaban (Miguel Ángel Cortés, Carlos Aragonés, Eduardo Zaplana, Rodrigo Rato, Esperanza Aguirre, Pilar del Castillo...) no les esperaba precisamente un camino de rosas: No sería hasta seis años después cuando tales medidas se pusieran en marcha desde un Gobierno del PP y dieran paso al periodo de mayor prosperidad de nuestra historia reciente.

7 comentarios:

Francisco Doña dijo...

¡Qué buenos tiempos aquellos, Pedro!
¡Cuánto necesitamos ahora que vuelvan!
Pero, no perdemos la ESPERANZA.

Pedro Moya dijo...

Paco, me conformaría con que los españoles echáramos en las urnas al tropel de incompetentes que nos malgobierna y que quienes les sustituyan aplicaran recetas del mismo tenor. Eso sí, cuanto antes, mejor.

Anónimo dijo...

Permitidme que haga de este blog algo un poco más abierto y menos sectario. Además esta vez voy a tratar de cometer menos de 15 faltas de ortografía, docto bloguero.

Respecto al primer párrafo tengo la pregunta de si el daño para la democracia fue acabar con más de 40 años de derecha en el poder o tener 13 años sobre 14 de crecimiento económico sostenido, entrada en la UE, Otan y en definitiva participación con voz propia en la comunidad internacional.

Apoyo absolutamente tu referencia analógica de tomar como ejemplos al eximio erudito Ronald Reagan conocido por libertarismos tales como el escándalo Irán-contra o venta de armas en plena guerra Irán-Irak ( en fomento de la democracia en ambos países claro está) para financiar a la contra nicaraguanse( movimiento armado y creado a la par que financiado por Usa para atacar al gobierno Sandinista de este país) por no hablar de bombardeos varios como el de Granada, Libia y su apoyo a Sadam Hussein.
De Margatet Thatcher recordamos cómo no la destrucción de la clase trabajadora inglesa con destrucción de sucesivos derechos sociales y que acabó en un país eminentemente industrial transformado en uno dedicado al sector servicios principalmente. Pero sin duda lo más exitoso en términos de libertad fue su incondicional apoyo a la dictadura ultraliberal de Pinochet quien agradeció claramente su apoyo en la guerra de las Malvinas permitiendo a los aviones ingleses usar las bases chilenas. Como decía dos ejemplos de libertad ejemplares y valga la redundancia.


Respecto a tu eminente defensa contra la intervención del mercado, supongo que estarás en contra con todas las recetas llevadas a cabo por todos y cada uno de los países del mundo ante la presente crisis financiera, crisis por cierto provocada por la absoluta falta de control que tenían los mercados del mundo a consecuencia del modelo de libertad propugnado por tus héroes de las libertades.

En la nueva hornada de liberales se te ha olvidado incluir a Jaume Matas ( todo un ejemplo a seguir en 2004), Camps, Bárcenas y compañia de la Gurtel y demas compañeros de otros pufillos.

Anónimo dijo...

Por un comentario tuyo en facebook, te digo que eres un gran ignorante sobre nacionalsocialismo y Hitler.(Estoy seguro que las"verdades oficiales" las sabes)

Informate un poquito sobre quien y como se controla el mundo a nivel global y quizas no hables tan alegremente de temas de los que quizas no estes bien informado o quizas parcialmente informado.
Si a nivel de dictadores nos referimos el mayor monstruo de la historia es STALIN y en Rusia la buena educacion y disciplina tambien ha sido siempre una caracteristica.

Hay innumerables incognitas sobre el holocausto, tanto en numero de victimas como sobre los metodos utilizados en el supuestamente.(falsas camaras de gas construidas despues de la guerra en Auswitz;no lo digo yo , se hizo publico en su momento...)
Curiosamente cualquier revisionismo es condenado(no ocurre con otros episodios funestos)

El mundo lo controla el INTERES DEL DINERO mediante los poderes financieros.
¿Quien invento la usura?(castigada desde los giegos...)
Creo que sabras responder a estas preguntas.¿Que realacion hay entre judaismo y comunismo?


¿Realmente crees que el mundo es tal y como te lo han contado ?
Reflexiona un poco y piensa quien controla el mundo de manera imperialista y criminal desde hace 60 años,(EE UU).
Digo criminal porque son innumerables las guerras que han provocado por interes economicos o geoestrategicos(poner ejemplos sobra dada la evidencia) por no hablar de su indulgencia hacia ISRAEL.(¿casual que en EE UU haya un lobby judio muy poderoso?)

El liberalismo que supuestamente defiendes solo promueve el todo vale y la ambicion , ademas es altamente utopico... no todos los seres humanos tenemos las mismas oportunidades(sea por origen capacidad economica etc)
El liberalismo hace mas fuerte al fuerte librandose de paso de los obstaculos protetectores del estado(eso pretende)
Un ejemplo son las deslocalizaciones industriales gracias a la libre circulacion de capitales(facilita la explotacion de mano d eobra barata y d epaso deja en el paro a los anteriores trabajadores del primer mundo, todo PARA GANAR MAS Y MAS Y MAS..)


A pesar de todo esto,EUROPA VIVIRA.


(Te aconsejaria ver fotos de aznar en su juventud con la camisa de falange y asociado a fuerza nueva,QUE COSAS...)

Anónimo dijo...

Por cierto,¿ Aznar que tipo de esperanza refleja?

Aznar y el partido popular no son esperanza a nada.

Son los mismos perros con el mismo collar.

Partidos del sistema..

No seais ignorantes, los gobiernos son simples titeres de la banca y estan bajo el yugo de su interes.UN 4% PARA SER EXACTOS...

Pedro Moya dijo...

Señor anónimo (o trasunto 'educado' y medianamente presentable del deslenguado y faltón 'Paco el de las rebajas'): En esta bitácora, que tiene la tendencia política e ideológica que tiene, que lógicamente es la de su autor (algo que dejo claro desde el principio), hay cabida para todo tipo de opiniones derivadas de cualesquiera perspectivas; con la única salvedad de guardar unos mínimos de decoro y respeto, con el fin de no convertir un sano debate en una discusión de verduleras. Por tanto, de sectario nada, querido amigo.

¿13 de 14 años de crecimiento? ¿Se refiere a los de Felipe González? Bueno, sí, de crecimiento sostenido del paro, es verdad, como cada vez que gobierna el socialismo en España. Y del déficit público; y de la deuda de la Seguridad Social, hasta alcanzar la quiebra; y de la corrupción, prácticamente institucionalizada. En cualquier caso, aplaudo su referencia a la entrada en la OTAN como mérito que le apunta a quienes en la oposición hacían campañas de 'OTAN de entrada, no'. Y de salida, tampoco, tal y como quedó después de manifiesto...

Ronald Reagan no sólo es un ejemplo a seguir para quien quiera aplicar recetas liberales, sino que además pasará a la historia como un coloso de la libertad. Su firmeza contra el totalitarismo y su apoyo a los movimientos democráticos contra las dictaduras comunistas (como a los que hace usted referencia) posibilitó la derrota del imperialismo soviético y la posterior caída del Muro de Berlín. Aunque podamos debatir acerca de su discutible apoyo a determinados 'hijos de perra' para combatir a determinados regímenes totalitarios, ese es su indiscutible legado; algo que jamás se le perdonará desde buena parte de la izquierda, que se quedó desde entonces sin punto de referencia.

Margaret Thatcher, su firme aliada en la defensa de la libertad, convirtió a un país estancado económicamente en uno de los más dinámicos del mundo desarrollado. Y una de las medidas que tomó fue, en efecto, meter en cintura a los sindicatos para que dejaran de ejercer chantaje por medio de aquellas huelgas salvajes que paralizaban el país, al que de esta forma se le impedía crecer. Desde luego, al 'lobby' mafioso del sindicalismo le fue fatal con Thatcher; pero a la clase trabajadora a la que se refiere y a toda la clase media en general empezó a irle bastante mejor: Les fue más fácil encontrar un empleo y tenían a su disposición más dinero del que ganaban gracias a las reducciones de impuestos. Y el paso de una economía industrializada a una economía de servicios fue debido a la necesaria reconversión industrial, que ella heredó y que también estaba teniendo lugar en el resto de los países del mundo occidental. Y Gran Bretaña, merced a las liberalizaciones de Thatcher, supo adaptarse muy bien.

Por cierto, su visita a Pinochet, muchos años después de dejar la política, fue sin duda un borrón a su brillante historial. En efecto, y en esto tiene usted razón, quería mostrarse agradecida en unos momentos difíciles para el dictador chileno. ¡Ah!, y de dictadura 'ultraliberal' (?), nada. Ultra sí, pero no liberal, cuando se trató de un cruel régimen dictatorial. Quienes nos definimos como liberales no defendemos ninguna dictadura, sea del carácter que sea; todo lo contrario que la izquierda socialista y comunista, por cierto, aunque se les llene siempre la boca hablando de 'derechos humanos'.

Pedro Moya dijo...

La crisis tiene su causa fundamental en la inflación del crédito propiciada por los Bancos Centrales; los cuales, que se sepa, no son privados, sino públicos, y dirigidos a conveniencia de los gobiernos. Por tanto, poco o nada que ver con el capitalismo 'salvaje' y 'descontrolado'. Los intervencionismos, como el del Gobierno socialista español, no hacen sino echar más leña al fuego y agravar y alargar la crisis, tal y como desgraciadamente se está poniendo de manifiesto.

La hornada de jóvenes liberales del PP de Aznar la conformaron quienes la conformaron, por mucho que se empeñe en incluir de su propia cosecha a otros con tal de poner en marcha el ventilador y salpicar de porquería a todos. En cualquier caso, tanto Matas como los supuestamente implicados en la 'Gürtel' han dejado de pertenecer al PP, en espera de que la justicia decida. No, por cierto, como ocurre en el PSOE, que tiene a un condenado en firme por el caso Filesa (incluso encarcelado en su momento), el señor Sala, nada menos que de Secretario de Formación del PSC. Todo un ejemplo de asunción de responsabilidades, no ya políticas, sino incluso judiciales.

Su revisionismo de los crímenes del nacionalsocialismo me tienen ciertamente desconcertado. Debe ser que en su caso es aplicable aquel dicho de que los extremos se tocan. ¿Qué quiere usted decir, que el holocausto no existió? Ah, ya sé: Fue un invento del malvado imperialismo yanqui. Las cámaras de gas de Auschwitz... ¡las pusieron los americanos! Qué barbaridad, hasta dónde llega la obcecación antiamericana. No me extraña que aborrezca a los Estados Unidos, cuando nos han liberado a los europeos de ser objeto de experimentos totalitarios que parecen contar al menos con su comprensión. En cualquier caso, estoy de acuerdo con usted en que Stalin fue un monstruo aún peor que Hitler, aunque sólo sea porque estuvo más tiempo en el poder y, por tanto, pudo cometer más desmanes y atropellos a la vida humana.

Dadas sus simpatías, me preocuparía que le gustaran las ideas liberales, que se basan precisamente en la libertad y autonomía del individuo y en el protagonismo de la sociedad civil frente al Estado, cuyo intervencionismo perjudica desde luego mucho más a los más pobres que a los ricos, que suelen tener más medios para afrontar tales contrariedades. Los pobres son los primeros perjudicados de un sistema laboral que penaliza la creación de puestos de trabajo, o de unos impuestos altos, puesto que no disponen de instrumentos para evadirse de ellos, o de unas deudas públicas que tarde o temprano tendrán que pagar, si no ellos sus descendientes. Aquí en España lo sabemos muy bien. Tampoco me extraña, en consecuencia, que el Partido Popular no sea una esperanza para usted. Pero sí parece serlo para una mayoría de españoles que están dispuestos a darle su voto.