lunes, 27 de septiembre de 2010

LA LUCHA EN VENEZUELA NO HA TERMINADO


Cuántos desmanes y trampas no habrán intentado e incluso perpetrado los esbirros y tahúres del Gorila ¡durante las ocho horas! que tardaron en hacer públicos los resultados de las elecciones legislativas en Venezuela. Aún así, y dando por descontada la consumación de algún que otro pucherazo, el régimen autocalificado de bolivariano no ha tenido más remedio que rendirse a la evidencia: Un 52% de los votos para la oposición democrática y la pérdida por parte del chavismo de su dominio absoluto en la Asamblea, que no de la mayoría simple; y es que el peculiar sistema electoral venezolano permite que quien ha logrado una adhesión tan nítida en las urnas, en cambio no obtenga ni de lejos el mayor número de escaños en la Cámara.

Se trata en cualquier caso de un éxito indiscutible de la oposición al chavismo, especialmente meritorio si tenemos en cuenta que se ha visto obligada a afrontar un sinfin de impedimentos y trabas, impropios de una democracia digna de tal nombre y característicos de la dictadura de opereta que es en realidad. Sin embargo, una admirable y dinámica sociedad civil venezolana, que ha sido capaz de resistir heroicamente a los duros embates de un régimen empeñado en controlarla y asfixiar sus iniciativas, ha vuelto a exhibir su impresionante fortaleza. Haber conseguido en condiciones tan sumamente difíciles más de la mitad de los sufragios, en unos comicios que además han destacado por una alta participación, significa contar con un magnífico punto de partida para, llegado el día, ganar las próximas presidenciales y acabar definitivamente con la tiranía.

Porque, no nos engañemos, no va a ser nada fácil echar del Palacio de Miraflores a un Chávez que, aunque presume, al igual que sus partidarios de la izquierda 'civilizada', del origen y carácter supuestamente democrático del poder que detenta, siempre que ha podido se ha pasado la voluntad popular por el forro de sus caprichos. Como buen dictador. Cabe recordar que no es el primer revés electoral que sufre: Pese a que en su momento los venezolanos rechazaron mayoritariamente su delirante y aterrador proyecto de instaurar constitucionalmente el comunismo y construir con la Cuba de los hermanos Castro una especie de confederación del mal, él ha continuado imponiendo sus propósitos liberticidas por la vía del Decreto y de los hechos consumados. De tal manera que la estatalización de empresas privadas, incluidas cadenas de supermecados, la fijación de precios y la virtual desaparición de la propiedad han dado lugar a la escasez de bienes y productos y la consiguiente implantación de cartillas de racionamiento. Nada que no se haya inventado ya bajo todo comunismo que se precie.

No es, por tanto, de extrañar que ahora el tirano Chávez se haya permitido cantar victoria, 'suficiente' según él para 'continuar profundizando en el socialismo bolivariano'. Puesto que le vuelve a importar un bledo cómo se han pronunciado los electores en las urnas, va a continuar utilizando los muchos y poderosos resortes de los que todavía dispone para intentar llevar adelante su 'socialismo del siglo XXI', que como es notorio no es sino la misma calamidad siniestra, ruinosa y totalitaria que asolaría tantos rincones de la tierra durante la centuria pasada. Para evitarlo, se hace imprescindible que la oposición, ahora que se ha ganado esa posibilidad, bloquee en la Asamblea Leyes Orgánicas que persigan ese mismo objetivo; y además, de cara a las elecciones presidenciales de 2012, debe mantener esa unidad inquebrantable que tanto se echaba en falta y que precisamente se ha mostrado como el mejor activo para su triunfo. La lucha por la democracia y la libertad en Venezuela no ha terminado, ni mucho menos. Y seguirá siendo muy dura.

4 comentarios:

jaramos.g dijo...

Muy buen análisis el tuyo. Añado un detalle. Si no estoy mal informado, tiene como dos o tres meses hasta que se constituya la nueva Asamblea, para hacer lo que le dé la gana. O sea, aprobar leyes que coarten la acción de los futuros diputados. ¿Se revolverá como un perro rabioso en todo este tiempo? Saludos.

Helio dijo...

Lo siento por los venezolanos, pero creo que Venezuela será en pocos años una nueva Cuba.

Pedro Moya dijo...

En efecto: Hasta dentro de tres meses no se constituirá la nueva Asamblea, por lo que ya pueden ir preparándose los venezolanos ante los próximos atropellos del Gorila...

Helio: Espero que tu pesimista vaticinio no se cumpla. En cualquier caso, ha quedado claramente de manifiesto que una oposición por una vez unida es perfectamente capaz de pararle los pies al tirano.

Anónimo dijo...

Ya lo ha comentado un chavista del gobierno: que se vaya preparando la oposición porque van a aprobar todo lo aprobable durante estos tres meses.
besos