jueves, 21 de octubre de 2010

TIEMBLA EL ESTADO DE DERECHO


Imaginemos que en cualquier país de larga y arraigada tradición democrática, un señor presenta los siguientes 'méritos' en su ejecutoria como político: Portavoz de un Gobierno en el que, al amparo de la lucha antiterrorista, se cometían en su seno todo tipo de atropellos a las leyes, latrocinios varios e incluso actos de terrorismo de Estado; flagrante infractor de la jornada de reflexión de unas elecciones generales e inductor ese mismo día del asalto a las sedes del partido adversario; cabeza de un Ministerio, para más inri el de Interior, en el que altos mandos políticos y policiales, en pleno proceso de negociación y claudicación ante una banda criminal, llegaron a avisar a miembros de la misma para evitar su detención por la Policía, traicionando así a la nación y a las víctimas del terrorismo; impulsor desde ese mismo departamento de la puesta en funcionamiento de un sistema de espionaje indiscrimado, que como tal pone en serio riesgo la efectiva garantía de los derechos y libertades individuales, y de mediáticas operaciones político-policiales contra la oposición, en las cuales se les despoja a determinadas personas, antes incluso de ser sometidas a juicio, del derecho al honor y a la propia imagen.

Si alguien exhibiera tamaño y escalofriante currículum, pongamos en Francia, Gran Bretaña o Estados Unidos, tiempo haría que hubiese quedado, cuanto menos, inhabilitado políticamente para los restos: A buen seguro, ni podría ocupar el cargo de modesto vocal de una Junta de Vecinos. Sin embargo, semejante personaje en nuestra querida España, y más concretamente en un partido de tan nefasto historial como es el PSOE, asciende y promociona hasta el punto de concentrar como Ministro un poder inédito en nuestra democracia: Además de titular de Interior, vicepresidente político y portavoz. Ahí es nada. Y es que el presidente, desacreditado y hundido en las encuestas, necesita más que nunca de sus maquinaciones y perversos oficios: Máxime cuando deposita sus últimas esperanzas en la segunda parte de la negociación con la ETA, que hace tiempo se ha iniciado. Y, por supuesto, hay que seguir intentando desactivar a la oposición, que está cobrando ya mucha ventaja. Demasiada.

Todo el poder para Rubalcaba. Mientras tanto, tiembla el Estado de Derecho.

5 comentarios:

tu amigo paco dijo...

ALgo me dice que has escrito este post temblando....


De cualquier modo es muy graciosa tu manipulación burda, no hay nada serio en todo el post, todos son presunciones cavernarias escritas como si fueran realidades. Tienes suerte que la libertad de expresión en este país goce de un respaldo muy por encima del derecho a no ser vilmente calumnniado.

tu amigo paco dijo...

Respecto de los latrocinios a cuál te refieres a Gurtel, Palma Arena, Terra Mítica.........?

jaramos.g dijo...

Con amigos como Paco..., líbrete Dios de los enemigos. Jeje.

Pablo dijo...

¿Qué hay de presuntuoso en el SITEL, el caso Faisán, la defensa política a condenados por terrorismo de Estado...?

tu amigo paco dijo...

EN el SITEL no hay anda más que ujn sistema legal, en elñ Faisán todo lo que hay es una conspiranoia tipo 11-m y defensa política si quieres añadimos la de corruptos a la conversación.